La ley establece que no se aceptará como gasto, y se afectará con un impuesto, la destrucción voluntaria de materias primas, insumos y bienes procesados o terminados, algo que Red de Alimentos viene promoviendo hace años. Ver nota de Diario La Tercera aquí

26 de marzo de 2020
Destacadas